skip to Main Content
¿Plan De Mantenimiento Para El Calentador De Mi Piscina?

¿Plan de mantenimiento para el calentador de mi Piscina?

¿Debería adquirir un plan de mantenimiento para la Bomba de calor de mi Piscina?

A menudo nos hacen esta pregunta. La respuesta es “sí” en todos los casos, y un “¡sí!” enfático en muchos casos. Veamos por qué.

La explicación más simple del por qué un plan de mantenimiento toma sentido es para considerar el sistema de aire acondicionado (A/A) de su hogar. Asumiendo que usted tenga un plan de mantenimiento anual en su unidad, ya sabe el valor de tener un servicio anual regular llevado a cabo en su sistema. Si no tiene un plan de mantenimiento, quizás necesite una nueva compañía de servicios que esté interesada en ayudarle a proteger su inversión.

Con un sistema de aire acondicionado en el hogar, una de las razones clave para el servicio anual es el limpiar las bobinas del intercambiador de calor-usted, sabe, ¿aquellos con aletas de aluminio en el exterior de su unidad de A/A? Esas aletas de aluminio tienen tubos de cobre encaminados a través de ellos y el Freón, u otro refrigerante, viaja a lo largo de esos tubos de cobre mientras el aire es halado a lo largo de las aletas de aluminio mediante un ventilador grande. El refrigerante absorbe el calor del aire, enfriándolo, antes que el aire circule a lo largo de su hogar. Para que ocurra una transferencia de calor eficiente, debe trazarse un gran volumen de aire a lo largo de las aletas de aluminio. En un sistema común, un sistema de aire acondicionado casero oscila alrededor de 300 a 400 pcm de aire (pies cúbicos por minuto) por tonelada de la capacidad del aire acondicionado.

Un sistema calentador de piscinas con bomba de calor (HPPH, por sus siglas en inglés) funciona a la inversa, diría usted. Toma el calor del aire y lo transfiere al agua de la piscina, pero mueve apenas el dobe de la cantidad de aire como un sistema de A/A.

Tanto las unidades de A/A como HPPH crean condensación durante el proceso de remoción de calor. El contenido de agua resultante sobre la superficie de las aletas de aluminio, mezclada con partículas del aire (polvo, pólen, etc.) que están naturalmente en el aire, pueden crear una película o recubrimiento sobre las aletas de aluminio que inhiben la transferencia eficiente de energía calórica. Su sistema de aire acondicionado usa filtros para ayudar a minimizar ese problema. Ése es el por qué siempre escucha de su contratista de A/A que mantenga limpios esos filtros.

Al faltar cambiar los filtros de su sistema no solo puede resultar en costosas reparaciones, sino que a medida que sus bobinas se obstruyan más y más con sucio y mugre, su sistema funcionará de forma menos eficiente, costándole más dinero para que funcione.

Durante una visita anual de mantenimiento, el técnico limpiará las bobinas y chequeará otras partes del sistema para asegurarse que esté funcionando de forma eficiente. El mantenimiento planificado no garantiza que su unidad requiera otro servicio en algún punto, pero asegura que su unidad funcione a su mejor eficiencia posible. También puede detectar otros problemas menores antes que se vuelvan problemas más grandes que serían costosos en reparar.

La referencia al “sí” enfático al comienzo de este blog se relaciona con el equipo instalado en o cerca de la zona costera, donde el aire contiene no sólo el polvo, polen, etc. normales, sino también contrae cantidades de sal. La sal actúa como un ácido sobre las aletas de aluminio de la bobina de su intercambiador de calor y puede disolver el aluminio rápidamente. Si no se chequea o se limpia, esta condición llevará a cabo reparaciones muy costosas.

La adquisición de un plan de mantenimiento para la bomba de calor de su piscina es una decisión que le ahorrará dinero tanto ahora como más adelante. ¿Por qué no tomar ventaja de la oportunidad de proteger su sistema antes de que sea demasiado tarde?

¡Por favor, déjenos sus comentarios a continuación!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top